Residencia Terapéutica Esperanza de Vivir
Rehabilitación y Tratamiento Especializado de las Adicciones

 

Cómo la Cocaína Actúa en el Cerebro.

La cocaína puede inhalarse, fumarse (en la forma de "freebase" o "crack"), o inyectada. Cuando se inhala, por medio de la nariz, entra en el torrente sanguíneo por la vía de las membranas mucosas y se trasmite a través del cuerpo al cerebro dónde actúa para producir su característico "climax." Cuando se fuma, entra en el torrente sanguíneo a través de los pulmones y se traslada al cerebro. Si se inyecta directamente en el torrente sanguíneo (intravenosa), la cocaína ingresa el cerebro muy rápidamente.

La función normal de la dopamina.

El hueco dónde una señal eléctrica salta de una neurona a otra se llama la hendidura sinaptica. En la fig. vemos en primer plano la hendidura entre dos neuronas. Puesto que el impulso no puede cruzar una abertura como impulso eléctrico, cruza como mensaje químico por medio de neurotransmisores como lo describimos anteriormente. Un neurotransmisor importante involucrado en la experiencia placentera se llama dopamina.

Aquí, la dopamina, mostrada en amarillo, se elabora en el ápice de la neurona y es empaquetada en contenedores llamados vesículas. Cuando un impulso eléctrico llega al final de la neurona, la vesícula pasa a la membrana nerviosa y descarga su contenido de dopamina en la hendidura sinaptica. La dopamina cruza el hueco y se adhiere a los sitios receptores, en la membrana de la siguiente neurona. Cuando la dopamina bloquea un receptor, varias acciones tienen lugar en esa neurona: ciertos iones, mostrados en verde, salen o entran, y se descargan ciertas enzimas o se inhiben. El resultado es que un nuevo impulso eléctrico se genera en esta neurona, y el "mensaje" continúa a la siguiente neurona. Después de que la dopamina ha saltado al siguiente receptor, eventualmente se cae de nuevo y es removido de la hendidura sinaptica y regresado dentro de la primera neurona por las bombas captación (uptake pumps). (Para que una transmisión nerviosa sea normal, es importante que la dopamina no se quede en la hendidura.)

Cuando se agrega cocaína

Esto es lo que pasa a la transmisión de las células nerviosas cuando la cocaína, mostrada en rojo, entra en el circuito de la gratificación cerebral. La cocaína se adhiere a las bombas de captación (uptake pumps) que actúan para quitar la dopamina de la sinapsis. Mayor cantidad de dopamina se acumula en la sinapsis, produciendo sentimientos de intenso placer.

Desgraciadamente, el uso de prolongado de la cocaína, causa que el cerebro se adapte, y llegar a depender de la presencia de cocaína para funcionar normalmente, por que la cantidad presente de dopamina natural es "regularmente baja" a la acostumbrada por el usuario. Entonces, si la persona deja de usar la cocaína, al no existir bastante dopamina en la sinapse, la persona experimenta el opuesto del placer --depresión, fatiga, y el humor decaido -. Los síntomas directos de este malestar, se llama síndrome de supresión. Incluso mucho tiempo después de que la persona ha dejado de usar la cocaína, las anormalidades cerebrales pueden persistir, causando sensación de malestar y anhelando más de la droga para remediar estos sentimientos.

EMail: esperanzadevivir@yahoo.com.mx
Información: /0133) 1616-9218

© Copyright 2001